Connect with us

¿Eres una modelo que ama comprar en efectivo? Conoce las ventajas y desventajas

Consejos

¿Eres una modelo que ama comprar en efectivo? Conoce las ventajas y desventajas

Aunque cada día vemos menos el uso del dinero en efectivo, debido a que la tecnología busca simplificar y proteger tus transacciones, el uso del billete sigue existiendo y, tiene sus ventajas y desventajas a la hora de gastarlo. Por eso, si eres de las que les encanta llevar dinero para gastar, debes conocerlos.

Las ventajas

  • Teniendo dinero contigo, sabes qué cantidad tienes y estás consciente de que ese es el límite de gasto que puedes hacer. Te ayuda a no excederte del monto. Es fácil de calcular y al final del día cuentas y vez cuánto te quedó. Esto si aún te resistes a usar tarjetas.
  • Al quedarte sin efectivo, siempre tendrás a la mano un cajero automático. Los estudios revelan que la ida al cajero por más dinero para una compra, siempre suelen ser el camino para pensar si hacer la compra o no, y la gran mayoría, se arrepiente y no regresa a la tienda. Este punto ayuda a considerar un gasto que quizás no sea necesario.

Efectivo

  • Puedes manejar mejor tu presupuesto: Cuando tienes tarjetas, difícilmente recuerdas qué dinero tienes de fondo y simplemente gastas y gastas. Con efectivo, sabes cuánto gastas, cuánto puedes gastar y cuánto te queda a la mano.
  • El efectivo te ayuda a limitarte en hacer pagos enormes. Digamos que los billetes son tu control de gastos seguro, porque no cargarás un tres millones de pesos en efectivo y no te volverás loca comprando cosas que no necesitas.

Las desventajas

  • No tendrás control de lo que sacas. Debes anotar todo, porque de lo contrario, tendrás las cuentas en cero y no sabrás en qué se te fue el dinero.
  • Estás más propensa a ser víctima de los robos. Tal vez no tengas millones y millones de pesos, pero los amigos de lo ajeno podrían poner su ojo en ti.

Efectivo

  • A la hora de solicitar un préstamo en el banco, será nulo. Porque no tendrás un registro de ingresos y egresos fijos. Lo cual es un punto negativo.

Trata de equilibrar tu modo de gasto, usa efectivo si lo requieres y apúntate a las tarjetas de débito. Tendrás un mayor balance de gastos y control de lo que ahora tienes.

Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Consejos

Lo más leído…

Etiquetas

Archivos

Arriba