Connect with us

Mi monitor especial

Confesiones SIN CENSURA

Mi monitor especial

Tengo más de un año de experiencia como modelo webcam, era un día normal, transmitiendo mi show habitual. Estaba aburrida en el estudio donde hacia mis transmisiones, decidí buscar en Internet estudios en Bogotá.

Tengo un arsenal de juguetes sexuales, lo que hace que muchas piensen que al estar en la industria webcam se te acaba el deseo por los hombres, sí…tengo un lado curioso con las chicas, pero mi mayor placer son las vergas gruesas, que se le noten venas.

Al encontrar el estudio indicado, comenzó lo que no creí vivir, agendé una cita para una entrevista y al llegar, me atendió un chico de alrededor 25 años de edad, era guapo, con un porte casual y estaba a la moda. Con nervios como si fuera mi primera vez en un estudio, este chico me dio confianza, así que me sentí tranquila, me ofreció algo de tomar, yo le pedí un café.

Entramos a su oficina, ya me sentía cómoda, tomamos asiento y comenzó a hacer un par de preguntas. Había algo raro en el ambiente, me sentía extraña, no sé si era excitación por este hombre, me ponía caliente ver que, para tener casi mi edad, se veía centrado.

La verdad no percibía el tiempo con claridad, pero creo que ya teníamos como 30 minutos hablando, le pedí que me prestara el baño, sentía que algo ocurría con mi vagina, tenía ganas de follar. No lo niego eran inmensas, pensaba que era una locura, yo soy casada desde hace 6 meses, pero sentía deseo por ese chico y riéndome pensé en insinuarme a ver qué pasaba.

 Volví a la oficina y al entrar me pregunto cómo estaba, si quería algo más, con tono gracioso le conteste… “quizás sexo”, me miro y sonrió, pensé que la había embarrado. Luego de unos minutos de silencio me pregunto… ¿De verdad quisieras tener sexo? En ese momento noté que también sentía algo por mí.

Solo sonreí sin responder y me pidió que me acercara a él para ver algo en su computador, allí fue donde aproveche para insinuarme. Confieso que olía delicioso, sentada a su lado, acerque mis senos sutilmente, sentí como su respiración cambiaba de ritmo, mire hacia abajo y noté como su pantalón se levantaba, moría de deseo y sin dudarlo me beso; fue intenso, me tocaba los senos, mi vagina sin saber en qué momento, estaba desnuda.

 Tenía erizada la piel, la adrenalina estaba a mil de saber que había más gente en el estudio. Se quitó la ropa y me comenzó a follar como nunca, me besaba el cuello, apretaba mis piernas abiertas mientras su pene entraba y salía de mí, no pensaba en nada más que placer y a pesar de que solo duro 5 minutos, tuve dos orgasmos y seguía mojada a chorros.

Nunca lo volví a ver, pero que hombre y que intenso momento. Sin más me vestí, le dije muchas gracias y me fui con su aroma en mi piel.

Por favor comparte en tus redes esta confesión para que otr@s se animen a contar la suya también

Invito a todas las modelos webcam a que se confiesen dando clic aquí y, para conocer las confesiones de otr@s clic acá

Love

Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Confesiones SIN CENSURA

Recomendado

Conoce y seduce a tus tippers

Podcast

Maestro del sadismo

Lo más leído…

Videos

Camgirls responden a las preguntas picantes de Juan Bustos

 

Tips para ser una modelo webcam exitosa y ganar dinero – Conferencia Juan Bustos

Modelos revelan las reglas de oro para alcanzar la cima en webcam

 

Nacho se desnuda para hablar del porno y la webcam en la Master Class Juan Bustos

 

Webs Amigas

Etiquetas

Archivos

Arriba
Conversa con Nosotros
Enviar